INICIOTratamientosMamoplastia transversal, cirugía para asimetría mamaria

la intervención para conseguir simetría en las mamas puede aumentar notablemente tu calidad de vida

tratamientos-previo
He considerado necesario individualizar este tratamiento debido a que muchas  pacientes llegáis a nuestra consulta de Sevilla diciendo frases como “tengo los pechos diferentes” o “tengo un pecho más grande que otro”, y acudís con una gran vergüenza y un complejo muy establecido porque lo padecéis desde hace mucho tiempo, desde el comienzo de vuestro desarrollo mamario.

Realmente has de saber: el 99´9% de las mujeres tenemos simetrías, no sólo en las mamas, sino en muchos más lugares como en la cara, en las piernas o en los pies.  Lo que hay que determinar para decidir la intervención es como afecta a vuestra vida y eso dependerá del grado y forma de las mama. Es importante decidir un momento óptimo, ya que el problema comienza con el desarrollo mamario. Debemos determinar si está establecido y si es así, os ayudará saber que tiene fácil solución.

Sabemos que os puede afectar en vuestra autoestima y también en las relaciones sociales (playa, vestuario, deportes, pareja…) Como sois pacientes muy jóvenes y estáis inseguras sobre lo que os pasa, mi recomendación es que consultéis con un especialista porque no siempre hay que operarse y os quedáis muchísimo más tranquilas.

Existe gran variabilidad clínica y existen múltiples alternativas en una misma paciente. El planteamiento quirúrgico debe estar consensuado. Debes expresar con claridad tus deseos y te guiaré, explicándote las particularidades técnicas de la intervención. Tres grupos de pacientes: 

  • Afectación unilateral: Es sólo una mama la que debemos tratar para mejorar la simetría.
  • Distinto tamaño: Aumentar o reducir para igualar. Tú debes decirme como lo prefieres. Yo haré mi indicación dependiendo de tus proporciones y de tu anatomía mamaria. Debes saber que el aumento es técnicamente más fácil. Con cicatriz mínima y sin necesidad de “tocar” la glándula mamaria.
  • Mama tuberosa: Es una alteración en la forma y en el volumen, definida por un déficit del desarrollo mamario.

Lo habitual es que estén ambas afectadas en diferentes grados. Y cada una requiera un tratamiento.

Realizaremos una exploración mamaria exhaustiva previa a la intervención y una mamografía, que nos dirá si existe alguna lesión que tratar en la misma intervención y servirá de referente en la exploración de la mama.
La cirugía la realizamos en las instalaciones del Hospital Nisa-Vithas Aljarafe. Sus quirófanos, su sala de despertar, sus habitaciones son una garantía de seguridad para el equipo y para mí. La realizaremos con anestesia local, bajo sedación para que no sientan absolutamente nada.
Es una cirugía entretenida y meticulosa. Podemos decirle un tiempo aproximado que será de 2 horas.
Os debo aclarar que es difícil trasmitir por escrito una técnica quirúrgica. Se hace mejor, como en la consulta, con diseños y fotografías. El secreto es trazar un plan quirúrgico correcto. Captar la forma y talla deseada.

La técnica de aumento es sencilla, pero hay que ajustar mucho la talla y saber que el tacto de esa mama es siempre algo más duro que el pecho natural. Por eso a veces se indica colocarlos en ambas mamas con tamaños muy diferentes.
Para conocer la técnica, naturaleza de los implantes y postoperatorio os remito al apartado de cirugía de aumento.

La técnica de reducción es necesaria sobretodo para recolocar la areola en su sitio y adaptar ambas tallas. Las cicatrices son variables. En este caso tenéis más información en el apartado de elevación mamaria.

Debemos informar exhaustivamente sobre los tipos de implantes (forma, volumen, cubierta…) que existen el mercado y cuáles son sus características técnicas. Estos han evolucionado mucho en los últimos años perfeccionando el diseño, para conseguir resultados mas naturales y reduciéndose los riesgos de formación de cápsula o rotura del implante.
Empleo la gama de implantes Allergan.
Solicitamos un régimen de media estancia, que incluye una habitación donde descansar unas horas tras la intervención.
No es un postoperatorio doloroso, ya que hemos trabajado con partes blandas. En caso de colocar un implante estas molestias aumentarán precisando analgésicos habituales.
La forma de la mamas son artificiales y algo diferentes durante un par de meses. Prácticamente los cuidados de la cicatriz duran dos semanas.
La primera valoración es a las 24h para quitar el vendaje y comprobar que no hay ninguna complicación.
Será suficiente con una cita semanal para revisar la cicatriz y finalmente mensual hasta adoptar la forma definitiva de la mama e ir respondiendo a todas vuestras dudas.
 

Más contenido que te va a interesar

 

Si tienes alguna duda o quieres comentar algo, hazlo aquí