INICIOTratamientosBlefaroplastia, cirugía de párpados y bolsas

Rejuvenecer la mirada y evitar la tristeza y el cansancio. Dale luz a tu cara con naturalidad.

cirugia-parpados-bolsas-ojos-mirada-blefaroplastia
Si hay algo que realmente dota de expresividad nuestra cara es la mirada. Dicen que la mirada es el reflejo del alma, pero aunque esto no sea así, no podemos negar que nuestros ojos hablan de nosotros irremediablemente. Cuando nos asustamos, nos sorprendemos o nos emocionamos, nuestros ojos nos delatan constantemente.

Por todo esto cada vez más personas acuden a mi consulta preocupadas por lo que sus ojos transmiten, buscando alguna solución estética. En la mayoría de los casos estas personas tienen la piel del párpado superior abundante y descolgada o tienen bolsas de grasa en el párpado inferior. Estos rasgos envejecen la mirada y la dotan de una expresión de cansancio o de ausencia de vitalidad.

Existe muchísima variabilidad de un paciente a otro en esta localización y a cada paciente conviene realizarle una técnica. No debemos generalizar el tratamiento porque sólo debemos actuar sobre lo que le ha cambiado a cada uno con el tiempo. El buen resultado es un rejuvenecimiento, muy natural y la cirugía debe pasar desapercibida.
Podemos resumirlo brevemente en tres indicaciones:

  • Exceso de piel en párpado superior. La paciente se pellizca fácilmente lo que le sobra. La realizo preferiblemente en mujeres, ya que en los varones se nota más.
  • Exceso de bolsas. Eliminamos el aspecto triste y cansado. Es muy agradecida y es fácil conseguir resultados muy naturales si no pretendemos cambiar la expresión. Suele afectar mucho más al párpado inferior. Aunque hay que revisar la existencia de una bolsa cerca de la raíz nasal en el superior, que a veces el paciente desconoce.
  • Exceso de piel en párpado inferior o “festón”. Este defecto es técnicamente más difícil de corregir. Sobretodo por las expectativas del paciente que es que desaparezca completamente. Bien explicado :la técnica y el resultado, es muy satisfactorio.
En esta cirugía es igual de importante conocer los antecedentes médicos. Sobretodo tendencia a los hematomas y la hipertensión arterial que puede hacer que el postoperatorio sea más llamativo. Por eso os pediremos un estudio de preanestesia.
Se podría hacer simplemente con anestesia local, pero dada la zona os suelo recomendar una sedación para vuestra tranquilidad.
Sí, tenemos que realizarla en un quirófano, con todas las medidas de higiene y seguridad que conlleva.
Nuestras intervenciones las realizamos en el Hospital Nisa-Vithas Aljarafe, donde también tenemos la consulta.
Es una cirugía relativamente corta, su duración aproximada es de una hora.
La intervención del párpado superior, consiste en retirar el exceso de piel. La incisión o cicatriz quedaría en el pliegue natural que forma el párpado. Sólo se apreciará los primeros meses al cerrar los ojos.
Algo que desconocéis es que también tenemos que tratar el músculo, retirando una pequeña tira, dándole más tono al párpado y consiguiendo un resultado duradero. La sutura que empleo es interna, quedando sólo una tanza en los extremos que retiro a los 7 días. La incisión en el párpado inferior, puede ir por dentro en la mucosa, o por debajo de las pestañas. La primera sólo si vamos a tratar las bolsas y no el exceso de piel realizamos la sutura igual para que sea imperceptible.
Empleamos un material muy delicado, exclusivo para la cirugía de párpados, que nos permite tratar con delicadeza los tejidos y la protección del globo ocular.
No es necesario. Permaneceréis en la clínica solamente unas horas tras la intervención, pero es necesario que os vayáis acompañados.
Es molesta simplemente, no dolorosa. Os pondré tratamiento para evitar una conjuntivitis que es lo que sería mas incómodo.
El hematoma es muy variable, aunque se puede sospechar su aparición, al examinar vuestra piel en la consulta.
Como siempre lo importante es que lo sepáis para que calculéis el tiempo de postoperatorio y la incorporación social.
Me gusta revisaros al día siguiente, para limpiar bien la herida. Porque así cerrareis mejor los ojos y os molestará menos. La siguiente, puede ser a la semana. Y aquí, retiraremos la sutura. Después a esperar que vaya haciéndose cada vez más natural, con revisiones periódicas cada 15 días.
 

Más contenido que te va a interesar

 

Si tienes alguna duda o quieres comentar algo, hazlo aquí