INICIOTestimoniosLa ética y la moral es fundamental en la cirugía estética

Rocío Herrera y su madre: La ética y la moral es fundamental en la cirugía estética

"La primera vez que vio a mi hija no la quería operar. Isabel sabe que no solo es cuerpo sino también mente."

“Si tuviese que repetir la experiencia la repetiría sin ninguna duda, y por supuesto, con Isabel”

La madre de Rocío sabía que su hija terminaría operándose porque estaba acomplejada. Una amiga suya del gimnasio le habló de Isabel y fue con su hija. Dese el primer momento ella estuvo segura de poner a su hija en manos de Isabel. “Se operó con 18 años e Isabel es una persona que la frena. Porque no es solo cuerpo, es cuerpo y mente. Y para mi es una persona que trata esos dos niveles.”

La primera vez que Isabel vio a Rocío intentó disuadir la idea de su cabeza porque Rocío es una chica joven que tiene toda la vida por delante. ”Yo me operaría entera”.  Sin embargo cuando valoró el complejo de Rocío accedió, siempre con cautela y tratando el cuerpo y la mente al mismo tiempo. “La veo súper preparada, súper alegre siempre, me encantó y me da muy buena sensación como persona”

El día de la intervención Isabel le presentó a Rocío a todo el equipo que iba a estar con ella. “La verdad que el equipo es un encanto. Muy bien, muy bien. Tú te quedas dormidita ahí y yo no me enteré de nada”. Rocío se ha sentido muy arropada y protegida por la doctora durante todo el posoperatorio, durante las curas, a través del trato personalizado y las contantes llamadas.

“Me daba vergüenza ponerme bikini, estaba todo el día con los rellenos. Y una vez que ya me operé, yo encantada, yo me ponía todos los escotes que encontraba.”

¿Tienes más dudas? No lo pienses, contáctanos.

Coméntanos tu caso sin compromiso.

TLF: 954 46 40 58

EMAIL: info@doctoradurban.com

 
 

Más contenido que te va a interesar

 

Si tienes alguna duda o quieres comentar algo, hazlo aquí