Una operación de cirugía estética como regalo de Reyes

regalo operacion
En estas fechas llegan a mi consulta pacientes que llevan mucho tiempo deseando mejorar y que por distintas circunstancias no se lo podían permitir. Y en estas Navidades se lo han pedido a los Reyes Magos. Creedme que una operación de aumento de pecho o una liposucción, por ejemplo, son el mejor regalo que pueden recibir. Es un acierto seguro: lo desean con toda su alma y hay que decirlo: es un regalo, muy “grande”. No creo que sea un regalo superficial, y tampoco ni mucho menos como regalo de cumpleaños. He oído en muchísimas ocasiones que es una frivolidad “regalarle a mi hija” o “a mi novia” una operación de este tipo por su decimoctavo cumpleaños. Y partiendo de la base, que esté correctamente indicado y existan motivos suficientes, supervisados por un profesional…¿que mejor regalo se puede recibir?. Y si lo pensamos es muy lógico, que la persona que se intervenga de modo privado en nuestras consultas. Para muchos es un desembolso económico que compensa para ver felices a sus familiares. Una paciente me dijo el otro día en mi clínica de cirugía estética en Sevilla: “llevo dos meses diciéndole a mi marido que no me regale nada de Reyes, y mira.” Hubo otra me contaba que su marido le había dicho que no esperase nada mas “de Reyes”, y que ella le respondía “que más quiero, si sólo quiero esto”.

Más contenido que te va a interesar



Si tienes alguna duda o quieres comentar algo, hazlo aquí