Tres operaciones reales de recambio de implante mamario [VIDEO]

operaciones-reales2

AVISO: El siguiente post pretende ser divulgativo desde el punto de vista médico y científico, por lo que contiene imágenes de operaciones quirúrgicas reales que, aunque instructivas y pedagógicas, pueden resultar muy desagradables para algunos navegantes de nuestra web que no estén habituados a ellas. Si no deseas verlas, puedes leer simplemente el artículo pero te aconsejamos no pinchar los videos, ya que en ellos aparecen pechos femeninos seccionados en quirófano para poder retirar o cambiar las prótesis de silicona en mal estado.

MOTIVOS POR LOS CUALES SE REALIZA UNA RETIRADA O UN RECAMBIO DE PRÓTESIS MAMARIA

A la hora de tener que entrar a quirófano por segunda vez, tras un implante de pecho anterior, nos encontramos con tres tipos de pacientes bien definidas:

  • 1) Aquellas chicas cuyos implantes ya han pasado el umbral de su vida útil y necesitan, por seguridad, colocar unos implantes nuevos mediante una mamoplastia secundaria.
  • 2) Mujeres que han desarrollado un problema grave que requerimos intervenir de forma urgente para dar solución a problemas del encapsulamiento, dolor agudo, seromas que no desaparecen, roturas de implante, deformaciones o torsiones graves, etc.
  • 3) Pacientes que, por razones personales, han decidido que ya no van a llevar más las prótesis, bien porque se encuentran en otra etapa de sus vidas, o bien porque ya no se sienten cómodas con ellas.

Los tres tipos de operación que acabamos de mencionar, están ordenados por orden de dificultad, de menos a más.

En el primer caso, el de un simple recambio de prótesis que se efectúa a su debido tiempo (entre 8 y 12 años de vida del implante) no se suele encontrar dificultades médicas importantes, no existe dolor ni complicaciones resaltables. Si que por supuesto, encontramos una cápsula mamaria no patológica que ha de ser retirada y limpiada, conjuntamente con un bolsillo protésico que debe volver a ser acomodado al nuevo implante.

En el segundo caso, el de personas con problemas de encapsulamiento, infecciones o roturas, las cosas ya se van poniendo más complejas. Hay decenas de posibles complicaciones posibles, y cada una de ellas tiene su propia estrategia de actuación, no siendo este artículo un repaso exhaustivo de todas ellas, sino un ejemplo de algunas de las técnicas empleadas.

En el tercer caso, el más complejo, entramos de lleno en nuestra especialidad: la cirugía secundaria reconstructiva que retira de forma definitiva los implantes, en la que la formación y la experiencia son de vital importancia para poder devolver a su estado anterior, a un seno que ha cargado con un implante durante muchos años, y cuyos tejidos se han hecho a él. No es el caso que nos ocupa en este artículo, pues trataremos los dos primeros. Si deseas ver alguna de estas intervenciones, puedes pinchar en este enlace, o en este otro.

Como ya habréis deducido, el simple gesto de quitar el implante mamario no es por tanto la parte complicada del proceso, es de hecho el inicio, el movimiento más sencillo. Lo complicado viene luego, a la hora de limpiar, preparar, proyectar y ejecutar como quedará tras esa primera explantación el pecho, sobre todo en el caso de que no se desee sustituir la prótesis por otra nueva y el pecho deba ser reconstruido para alcanzar, en la medida de los posible, un nuevo aspecto natural.

En cualquiera de los escenarios, lo ideal a la hora de extraer correctamente el implante mamario es sacar todo el tejido y material mamario defectuoso o antiguo a desechar de una vez. Es decir, “sacar” la cápsula completa con el implante mamario en su interior de forma conjunta. De esta forma evitamos que demasiadas partículas residuales queden adheridos a los tejidos mamarios. Por supuesto, no siempre puede darse esto, hay muchas veces que las sesiones de quirófano se alargan muchas horas ya que se hace necesario un minucioso repaso, milímetro a milímetro. Incluso hay casos que es imposible asegurar la limpieza total de la silicona libre ya que abordamos la mama macroscópicamente y no bajo observación microscópica. En otros, si el implante está desintegrado no podemos saber siquiera la marca comercial para identificar el implante.

La infiltración microscópica tiene tres connotaciones a tener muy en cuenta por la paciente. Debe entender que:

  • Puede pasar desapercibida en pruebas diagnósticas radiográficas
  • Ante una nueva cirugía o agresión puede causar un daño inflamatorio (acompañado de dolor) a adenopatías que no estaban previamente afectadas.
  • A nivel de lactancia materna se desconoce el nivel de impregnación en la glándula mamaria sobre todo en el caso de que estuvieran colocadas pre-muscularmente o cuando se encuentran en contacto con la glándula mamaria.

Siliconomas libres en mama diagnosticados por resonancia nuclear magnética sí los abordamos quirúrgicamente con la particularidad que a veces hay que hacer nuevas cicatrices.

Cabe resaltar que si la paciente tiene adenopatía (reacción inflamatoria común) con silicona no hay tendencia a la extirpación y se queda en vigilancia y en el caso positivo redirige al paciente a un especialista en cirugía general.

La paciente suele venir bastante nerviosa en cualquiera de estas situaciones, porque siente y percibe que está ante un problema de salud grave. Pero en realidad, con el profesional adecuado, puede estar tranquila. Me alegra verlas en muy poco tiempo de nuevo contentas y felices con unas prótesis nuevas…o sin ellas. La operación de retirada o extracción de los implantes mamarios es bastante segura, sobre todo si la lleva a cabo un centro especializado en cirugía reconstructiva.

Ciertamente muchas pacientes con el “pecho” encapsulado suelen transmitirme su inseguridad en nuestra consulta de Sevilla cuando comentan cómo disfrutan cada vez menos de las relaciones íntimas, sobre todo por miedo al rechazo de la pareja.

“Quiero una solución, si es quitarmelas ya, pues que sea eso. Es una sensación muy desagradable tener una prótesis encapsulada. El interior del pecho está duro y tengo un dolor constante, sobre todo cuando muevo el brazo hacia arriba. Y ya no hablemos de lo que esto ha afectado a mis relaciones de pareja…que ya sólo pensar en el momento de quitarme la camiseta es que se me baja la libido…”.

Solemos calmar a muchas de ellas que vienen en un estado emocional de rechazo por el cuadro clínico de encapsulamiento. Les explicamos que, si la intervención se ejecuta bien y no se genera este problema, puede disfrutar de la mamoplastia con tranquilidad. Muchas de ellas confían y se dejan asesorar para simplemente re-cambiarlo…otras lo tiene muy claro: no lo quieren ni un segundo más.

COMO SE RECAMBIA UN IMPLANTE: PROCEDIMIENTOS TÉCNICOS Y CASOS REALES EN NUESTRA CONSULTA DE SEVILLA

A continuación mostramos en quirófano varios casos de extracción o retirada del implante encapsulado con la finalidad de ser recambiado. Es decir, en ninguno de estos casos la finalidad era la explantación o retirada completa del implante, sino que las pacientes deseaban volver a colocar (re-cambiar) el implante de nuevo.

Aunque nos consta que en algunas clínicas buscan (por abaratar costes, suponemos) retirar sólo alguna de las piezas, nosotros en nuestro quirófano, tanto para que no haya desfase de envejecimiento entre las diferentes prótesis como por otros motivos médicos y de seguridad, lo hacemos con los dos senos.

¿Cuál es la diferencia entre un caso de prótesis defectuosa y uno de tejido encapsulado?

  • La prótesis mamaria defectuosa pueden darse por varias razones:
    • La prótesis tiene ya demasiados años y deja al descubierto parte del gel interior por una hendidura que no queda protegida por la membrana exterior.
    • La prótesis mamaria está rota por algún trauma o accidente.
    • Aquella prótesis que ha venido mal de fábrica y ha perdido la forma debido a la poca consistencia. El “gel interior” se convierte en un líquido más acuoso dando como resultado la pérdida de su consistencia dejando la prótesis deformada.

Hemos de resaltar que estos casos son lo menos numerosos, ya que hay infinidad de controles de calidad que nos dan una tranquilidad bastante grande, comparada con décadas atrás. Los geles cohesivos que las marcas que usamos en nuestro centro han implementado son tecnología punta, ciertamente. Quedan siempre contenidos dentro de las prótesis y por ello ante una eventual rotura nunca abandonan su lugar ni se dispersan, dando un tiempo suficiente para poder recambiarlos sin que ello suponga un riesgo de salud para la paciente.

  • El encapsulamiento de la prótesis en su estado no patológico, es normal y necesario: el cuerpo acoge recubriendo el implante de silicona como lo haría con cualquier otro cuerpo extraño. El problema viene cuando este recubrimiento se torna excesivo y aumenta su tamaño de tal manera que puede llegar a deformar la prótesis y con ella toda la forma del pecho, además de volverlo duro y generar dolor. En este artículo de nuestro Blog tratamos el tema del encapsulamiento con mayor profundidad.

CASO 1: Extracción del implante con la cápsula mamaria.

En este primer caso podemos ver cómo durante la operación de retirada del implante sacamos de una pieza el tejido encapsulado con la prótesis dentro. Se puede observar cómo se separa la cápsula y la prótesis defectuosa una vez extraído del “pecho”. La cápsula que se ha creado retiene y aísla la silicona libre de la prótesis defectuosa.

CIRGÍA PACIENTE 1:

Esta paciente recambio las prótesis mamarias por unas nuevas sin mayores “efectos secundarios” que un poco de resquemor o quemazón (habitual tras la operación) precisando uno o dos días de recuperación. Las curas durante el postoperatorio y recuperación fueron prácticamente preventivas. La paciente está, por supuesto, perfectamente sana y hoy disfruta de unos pechos tersos y bonitos.

  • Exploración, palpación y movimiento: Mayor dureza de lo habitual, asimetría a simple vista.
  • Anestesia local con sedación
  • Cápsula periprotésica cubriendo el implante
  • Liberaciòn de la cápsula del plano mamario
  • Extracción limpia y completa de la cápsula y la prótesis
  • Separación de la cápsula. Descartamos doble encapsulamiento

CASO 2: Extracción del implante defectuoso sin encapsulamiento.

Al igual que en el primer caso, vemos como la extracción de la prótesis se realiza de forma limpia. La prótesis aún no está encapsulada pero se nota la pérdida de consistencia en el gel y como consecuencia de ello la prótesis ha perdido turgencia y estabilidad. Se muestra al final del vídeo una nueva prótesis al lado de la antigua prótesis. Podemos observar claramente la “poca firmeza” que presenta la prótesis a recambiar en comparación con la nueva.

CIRGÍA PACIENTE 2:

Al igual que en el primer caso, el resultado de la operación fue excelente y la paciente goza de un pecho más voluminoso (como era su deseo) y con una forma “natural” sin complicaciones en el posoperatorio. En muchas ocasiones incluso aprovechamos para realizar un perfeccionamiento de la cicatriz.

  • Exploración, palpación y movimiento: Tacto defectuoso, pecho sin consistencia y deteriorado, asimetría a simple vista.
  • Extracción fácil del implante. Implante íntegro sin encapsulamiento ni liberación de gel
  • Colocación de nuevo implante con una consistencia adecuada de un implante sano.

CASO 3: Encapsulamiento severo. Precisa técnica quirúrgica, tratamiento del implante, liberación y retirada de la cápsula por separado.

En este caso, nos encontramos con un encapsulamiento más agresivo. Debemos extraer primero la prótesis (de forma limpia e intentando hacerlo “de una vez”) para después extraer la cápsula. En ocasiones esto es debido a que la paciente puede que haya dejado demasiado tiempo la prótesis defectuosa en el interior del pecho o bien puede que la rotura fuera más notable y el cuerpo haya reaccionado con mayor agresividad.

CIRGÍA PACIENTE 3:

La recuperación de esta paciente fue muy buena también. Debido a la intervención algo más invasiva, la paciente tardó un par de días más en recuperarse completamente. La paciente decidió antes de la operación mantener la misma talla ya que se encontraba muy a gusto con ella.

  • Cápsula calcificada grado 4. con gran sintomatología en la paciente.
  • Mama, Cápsula y prótesis mamaria completamente adheridas.
  • Extracción del implante
  • Liberación, extracción de la cápsula protésica en su totalidad.

OTROS RESULTADOS Y TESTIMONIOS DE RETIRADAS O RECAMBIO DE IMPLANTE MAMARIO.

Las pacientes intervenidas por la Dra. Durbán se ofrecen a menudo a dar su testimonio real y sincero tras su paso por nuestro quirófano, con la idea de aclarar dudas y animar a otras pacientes que aún no se han decidido.

Os dejamos algunos casos y resultados en vídeo de testimonios que se han sometido a una operación de retirada de implantes en la Clínica de Cirugía Estética Dra. Durbán.

Antes y después – Aumento y reconstrucción de pecho tras ser madre (con lactancia)

Reconstrucción de pecho y recambio de prótesis mamarias.

Operación de retirada total de implantes


Si tienes alguna duda o quieres comentar algo, hazlo aquí

Comentarios

Lola martos Spain Responder

Buenas me acabo de hacer un recambio de prótesis y un levantamiento y me han dejado menos de lo que tenía ¿Puedo reclamar para que me vuelvan a poner el pecho que tenía o reclamar?

Lorena Responder

Estimada doctora,
En caso de recambio de prótesis por contractura capsular en un seno, usted que tipo de implante recomienda para el recambio? He leído artículos que recomiendan poliuretano. Tengo el seno derecho contracturado con implante mentor liso redondo. Es necesario recambiar el implante del seno izquierdo que está sano también?. Gracias por su respuesta doctora.

doctoradurban Spain Responder

Hola Lorena, si es necesario recambiar “el otro implante” depende del tiempo que lleves intervenida, no es lo mismo que suceda a los 8 meses que a los 5 años. Si llevas poco tiempo podría quedarse ese que tienes simplemente, si llevas ya un buen tiempo, aprovechando que entras a quirófano lo suyo es emparejarlos previendo la caducidad futura que todos ellos conllevan.

Con respecto al tipo de implante, más que el material, podemos dar una pequeña ventaja a los que tienen revestimiento rugoso o texturizado. Lo tratamos en profundidad en este artículo sobre encapsulamiento.

Lorena Responder

Estimada doctora,
Gracias por su respuesta.
Me paso que tuve galactorrea en ambas mamas luego de la cirugía y luego se presento la Contractura Capsular en la mama derecha. Usted cree que vuelva a ocurrir la galactorrea? Que podría hacer para evitarla de nuevo en caso me vuelva a operar por la Contractura Capsular.
Gracias.

doctoradurban Spain Responder

Hola Lorena, prevenir algo así es complicado debido a las diversas causas que pueden llevarte a su aparición (habría que estudiarlo detenidamente en consulta). Si finalmente valoráramos que nunca la habías presentado antes y ha sido sólo a raíz de tu implante de pecho, es el cirujano el que mejor puede ayudarte a prevenirlo eligiendo e implementando bien la técnica quierúrgica, además de extremando las medidas de seguridad e higiene para evitar contaminación.