Las razones por las que en Clínica Doctora Durbán cobramos la primera consulta

primera consulta

Muchos pacientes se sorprenderían de que la primera visita a un traumatólogo, un cardiólogo o un ginecólogo en un centro privado fuera gratuita. Sin embargo, en nuestro sector, el de la Cirugía Plástica, Estética o Reparadora, es frecuente encontrar que esta primera consulta es gratuita. Es absolutamente respetable, incluso en mi consulta lo he hecho durante muchísimos años.

Nos podréis encontrar por igual, cirujanos con primera consulta gratuita o sin ella. ¿Cuantas veces he oído eso de…“los cirujanos operáis todo”? Sobre todo los plásticos, tenemos mala prensa y necesito (quiero) respetar y hacernos respetar como médicos.

Decidí hace mas de un año realizar un cambio, y aqui en este artículo os daré mi versión. Mis pacientes pasadas os merecéis una explicación y por supuesto también mis pacientes futuras que leéis esto. Quisiera trasmitiros el porque de mis motivos.

Sobre todo ha sido por la la necesidad de ejercer mi profesión de forma completa y crear un compromiso desde que el paciente entra en mi consulta. Desde que nos saludamos, en ese momento, se establece una relación medico-paciente: una relación que implica derechos y obligaciones, a la que aporto todos mis conocimientos, preparación, experiencia y criterio, con el fin único de informar, tranquilizar y tratar al que desde ese momento ya es “mi paciente”.

Han sido las experiencias vividas durante mas de 15 años de consulta las que me han llevado a este cambio, porque he comprobado que mi labor como médico comienza en esta primera visita.

Mi profesión quizás este muy mercantilizada, pero yo he decidido intentar trabajar con honestidad y profesionalidad. Y por que no decirlo, recuperando mi vocación médica de escuchar, empatizar, aconsejar y tratar (con o sin cirugía), desde mis conocimientos y preparación. Todo esto no empieza a partir del quirófano…para nada, empieza antes !

Mis pacientes lo saben bien…incluso diría que es esta primera consulta el mayor de los pasos en vuestro tratamiento. Entre otras cosas porque valoramos la necesidad real de someterse a un tratamiento quirúrgico.

Ese es uno de mis mayores trabajos: decidir si operar o no. Basándome en el criterio y la formación de muchísimos años.

NUESTRAS CONSULTAS TIENEN UN VALOR AÑADIDO GRANDE PARA NUESTROS PACIENTES.

No nos limitamos a hacer un presupuesto.  Empleamos mucho tiempo en cada consulta. MUCHO. Estudiamos a fondo las causas, analizamos las características físicas, valoramos la psicología y la personalidad del paciente, damos información detallada, explicamos tecnicismos, prevemos posibles resultados…y por ultimo aconsejamos y asesoramos sobre la mejor solución para el caso concreto que nos ocupa.

Como hemos visto en el punto anterior, a veces el final de todo este largo proceso, a lo mejor nuestra indicación es un “no te operes, no vas a quedar mejor que ahora mismo, no te va a gustar”…o “podemos operarte, pero te va a quedar una cicatriz muy notoria”. Si por el contrario tiene indicación quirúrgica hay que explicar todos y cada uno de los motivos de la misma.

NO TODAS LAS CONSULTAS SON IGUALES.

Hay consultas puramente consultivas, de segunda opinión médica, o consultas de cirugía reconstructiva cuya dificultad y responsabilidad son altísimas, y que puede que nunca vayan a convertirse en un caso de quirófano. En nuestro blog de hecho os contamos algunos casos específicos (con nombres ficticios, pero historias reales)

CASOS SIN INDICACIÓN #1: LA IMAGEN QUE ESTÁ EN TU CABEZA, A VECES NO ES POSIBLE
CASOS SIN INDICACIÓN #2: DE REDUCCIONES DE PECHO, CICATRICES, MIRADAS Y TRABAJOS

Sencillamente, si buscas un profesional de la medicina, deberías buscar que sean médicos desde el primer momento.

Por supuesto, existen también otros casos donde no cobramos la primera consulta. Son múltiples los motivos, basados en la responsabilidad exigida, el tiempo empleado, la fidelidad o incluso algunos compromisos personales. En nuestra clínica es importantísimo que estéis informados en todo momento y nunca generar una inquietud a este respecto, es por esto, que me anime a escribir este post.

Para daros confianza y transparencia, y evitar cualquier malentendido, intentamos informar en todas las ocasiones posibles: en nuestra web, en el momento de solicitar cita, antes de entrar ….Y no digo que no existan malentendidos ya que en el sector es habitual que fuera gratis, pero siempre logramos aclararlos y sin pudor ninguno, disculparnos y recompensaros en lo que podamos.

La transición de un método de trabajo a otro supone cierta educación y pedagogía extra constante, ya que como hay muchos pacientes no pregunten y asuman la primera consulta gratuita, nos ha llevado a aclarar muchas situaciones, pero siempre con respeto mutuo y un final que nos deje a todos los implicados buen sabor.

POR ÚLTIMO, Y NO MENOS IMPORTANTE, LA VOCACIÓN

Experimentamos satisfacción al ejercer la profesión medica, y si luego procede, por supuesto, también la quirúrgica. Respetamos y valoramos el trabajo que hacemos. Y lo mejor es que nuestros pacientes también lo valoran. Por supuesto esta valoración positiva que nos dais, no se daría si los resultados finales quirúrgicos no fueran de una calidad técnica elevada.

Pero de verdad, confiad que el secreto, empieza en esa primera consulta médica. Un trabajo extenso de planificación y previsión nos permiten tener un grado de satisfacción fantástico.

Pero esto no se aplica a nuestro centro solamente. No es casualidad que los mejores cirujanos son los que más y mejor planifican todo antes de entrar a quirófano, y nuevamente, no es casualidad que estos cirujanos son lo que suelen cobrar su primera consulta.


Más contenido que te va a interesar



Si tienes alguna duda o quieres comentar algo, hazlo aquí