Me opero, pero… ¿qué talla de implante o prótesis me pongo?

bust-659178_1280
A pesar de la difusión que ya tiene nuestra especialidad, me sorprende que la mayoría de mis pacientes  que desean hacerse un aumento, dudan sobre que talla ponerse.

Por otro lado me alegro, porque considero que el especialista tiene mucho que decir. La paciente debe confiar en el cirujano que ella  ha escogido y darle  libertad a la hora de elegir el implante, sabiendo que  queremos que estéis muy contentas con el resultado. Tenemos que decidir dos cosas a la hora de elegir un implante. La forma: redondo, anatómico, de una proyección moderada, o bien proyección alta… y los centímetros cúbicos (cc).

Me gustaría explicarte cómo decido qué implante poner a cada paciente. Y orientarte en esta decisión. Son unas normas básicas, en la que yo misma me baso:

  1. Primero tenemos  que averiguar qué deseas: escote, canalillo, naturalidad, turgencia… Llegáis a la consulta con fotografías, para explicarme lo que queréis, y creo que son útiles, de hecho yo también os enseño resultados, pero son sólo orientativas. Cada mujer es muy  diferente.
  2. Segundo: Debo valorar tu anatomía. Sobretodo compruebo la talla previa que tienes. Este detalle se te olvida muchas veces. Quieres el mismo resultado que tu amiga, pero su tórax era mucho más plano. Me dices: ”Pero su prótesis es de 350cc….”. Tú necesitarás un implante menor, para que tengáis un resultado similar. Influye la cantidad de glándula pero también vuestro desarrollo muscular y la forma del tórax, que os dará más o menos proyección. Casi siempre existen pequeñas asimetrías que tenemos que compensar.
  3. Tercero: Tu peso, tu altura. Y tus medidas: tengo en cuenta no sólo el contorno, también espalda, cadera. Lo ideal es un resultado proporcionado. Llamativo o natural, pero proporcionado.
  4. Cuarto: Detalles técnicos muy importantes como la elasticidad de la piel, inserción de la mama, simetría, localización de las areolas… Examino a cada paciente sabiendo que cada una tendrá una indicación.
  5. Quinto: Edad, lactancia, embarazos. En que momento vital os encontráis y que sucesos biológicos  pasareis. Tengo en cuenta esta información para que el resultado sea duradero.
  6. Sexto: Tu estado de salud. Enfermedades, escoliosis, contracturas musculares… Tengo que decidir un volumen apropiado ya que tendréis que soportar este nuevo peso. Y aunque no os parezca importante os puede perjudicar más adelante.

Como ves no es una decisión fácil…cada paciente exige un tipo de  implante e incluso la técnica quirúrgica tiene pequeñas diferencias siempre. Hay que estudiar cada paciente con serenidad.
Confía en el especialista, porque sabremos valorar “en conjunto” vuestro caso y así acertar con la decisión de qué talla poneros.


Más contenido que te va a interesar



Si tienes alguna duda o quieres comentar algo, hazlo aquí