La percepción de la belleza femenina en distintos países del mundo

belleza-en-el-mundo

¿Es la percepción de la belleza femenina igual en cualquier parte del mundo?

La belleza es una cualidad que ha sido históricamente objeto de estudio. Siempre compleja de definir, pues es una definición subjetiva y variable, los antiguos pensadores y los científicos han ansiado dar con un patrón inherente a cualquier mirada para definir qué atributos hacen que una persona sea atractiva a los ojos de todos.

El consenso aceptado hoy día por la mayoría, es que el atractivo universal tiene algo que ver con la simetría. Esto significa, por ejemplo, que en un rostro no haya una características faciales mucho más prominentes que las demás y además todas ellas estén bien equilibradas como conjunto.

El mundo de la moda, el cine, la publicidad y la televisión está homogenizando poco a poco mediante un bombardeo constante los distintos factores que conforman un modelo de belleza dependiendo del país donde nos encontremos. Este es un efecto más de la globalización económica y social en la que está inmerso el planeta desde comienzos del siglo XXI.

Esta idealización ya no sólo se consigue naturalmente mediante la selección de modelos más o menos afines a un estereotipo concreto de belleza, sino a través de los medios de retoque digital, los cuales llevan incluso a forzar las fronteras de lo que es o no es una mujer, inventando cuellos o piernas imposibles.

Veamos que aunque la belleza es cada vez más uniforme allá donde vayamos, siempre está supeditada a la cultura de cada región.

EE.UU

usaLos estándares de belleza en Estados Unidos están entre los más irreales e inalcanzables del mundo. Las mujer ideal en América es bastante diferente a la mujer real: alta, delgada, de piernas largas, con pechos grandes, el pelo largo y voluminoso, un cuerpo tonificado, y todo sin dejar de ser saludable.

Los medios de comunicación y la publicidad que hacen que este tipo de cuerpo ideal parezca fácilmente alcanzable “con sólo 10 minutos al día” o eliminando una “pocas calorías aquí y allá”, provocan altas dosis de frustración entre el género femenino (y también alguna que otra imagen falsamente idealizada entre el sexo masculino).

Después de echar un vistazo a las estadísticas de operaciones de cirugía plástica en los Estados Unidos, que alcanzan 16 millones de procedimientos sólo en el 2013, no queda mucha duda de que la presión social sobre la apariencia física es enorme.

BRASIL

brasilEn Brasil, la clásica figura de reloj de arena que predomina como canon en otros países, es sustituida aquí por un cuerpo más parecido a una guitarra. Los grandes pechos son tenidos menos en cuenta por los brasileños, quienes fijan sus miradas en la mitad inferior del cuerpo, en detrimento de la parte superior.

Las mujeres ciertamente no se les anima a ser delgadas, o al menos no si nos fijamos especialmente en la parte del cuerpo que comprende el culo y las caderas. Sin embargo, en los últimos años los ideales de belleza que proceden de los Estados Unidos han comenzado a hacer mella en los estereotipos culturales arraigados durante décadas en Brasil.

Los casos de anorexia y las intervenciones de aumento de senos están en aumento, ejemplificando ese cambio de tendencia. Las mujeres aspiran cada vez más a parecerse a las modelos perfectas que ven en los medios de comunicación influenciados por el cine y las televisiones internacionales.

COREA DEL SUR

coreadelsurLa idea de belleza total en Corea del Sur incluye unas piernas largas y muy delgadas, caras con forma de “v”, grandes ojos operados para eliminar los rasgos orientales, nariz de puente alto, y piel pálida. Desafortunadamente, muchos de estos atributos físicos son características de una mirada occidentalizada y no de una propia originada en Corea del Sur, por lo que casi todas las chicas coreanas se sienten fuera del modelo a seguir.

Esto ha llevado a Corea del Sur a convertirse en uno de los epicentros mundiales de la cirugía estética en todo el mundo. Casi una de cada cinco mujeres de 19 a 50 años ha sido intervenida en alguna clínica de cirugía estética, y el número aumenta cada año. Estos esfuerzos de las mujeres de Corea del Sur para emular unas características “de muñeca” han creado una industria próspera, hasta el punto de que existe todo un distrito de Seúl donde se agolpan de centros de cirugía estética que se han dado a conocer con el sobrenombre de “cinturón de la belleza”.

Como bien sabéis, durante mucho tiempo el bronceado ha sido en buena parte de Europa la tendencia en cuanto al tono de piel. Probablemente se deba a aspectos socio-económicos que han ido calando en el subconsciente popular, pues quien tiene más dinero puede permitirse el lujo de estar de vacaciones todo el año y estar eternamente bronceado. Hace años sin ir más lejos, florecían en cada esquina los salones de rayos UVA.

La tendencia a partir de 2014 parece estar cambiando un poco, pues vuelven a aparecer modelos de pieles blancas, como sucede en el caso de Corea. ¿Quizás la inmigración y la mezcla de culturas con otros países menos desarrollados provoquen que la industria publicitaria vuelva a poner en alza a las chicas con la tez más blanca en detrimento de las más oscuras?. Puede ser una expicación. Mientras tanto, en Paquistán, Tailandia, Hong Kong, Malasia, India y China se estila la piel blanquecina desde hace años…hasta tal punto de que en verano en la playa muchas mujeres huyen del Sol.

FRANCIA

franciaEn Francia, vemos la aparición de lo que podríamos denominar un modelo múltiple. La belleza ideal tiene que ver más con el estilo y el énfasis en la belleza natural que con imágenes idealizadas en torno a un tipo de cuerpo en particular. Los franceses llaman a este jolie laide (el valor de la personalidad sobre lo físico y de la personalidad sobre la apariencia). Esto lo convierte en un estándar de belleza mucho más abstracto en comparación con muchos otras regiones del mundo. Hay varias formas de resultar bella, aunque todas esas formas tienen un modelo de mujer en la que fijarse. Rihanna, Laeticia Casta, Monica Belluci, Beyonce…las mujeres pueden ser de varios tipos y seguir ajustandose a un modelo existente.

Aún así, los tipos que predominan tienden a ser cuerpos largos y delgados que se mueven con confianza y elegancia. El canon de “Top models” (Francia es un país con mucha industria de la moda) se va imponiendo con el paso del tiempo, y esta admiración por la delgadez ya esta empezando a causar una preocupación generalizada por el peso.

INDIA

indiaTradicionalmente, la mujer india ideal tiene una cintura estrecha, caderas anchas, grandes pechos, grandes ojos, pelo largo negro y una color de piel mixto. Sin embargo, este ideal está notablemente cambiando hacia un estándar de belleza más internacional que está fuertemente influenciado por los medios de comunicación occidentales, sobre todo el cine, muy seguido en ese país.

Hoy en día, Aishwarya Rai está considerada como uno de las mujeres más hermosas en la India, pero ella tiene la piel de color oliva claro y ojos verdes, cosa excepcional a la norma en la India. Los cremas y tratamientos blanqueadores de piel se han vuelto tan populares en la India que se se habla del “síndrome de Blanca Nieves”.

También hay cierta moda entre las mujeres indias, pues están acudiendo a los gimnasios de una forma más regular, con la esperanza de alcanzar una forma de cuerpo más delgada (el reloj de arena que comentábamos antes).

IRÁN

maghLas formas que rigen el atractivo de la mujer están influenciadas por motivos socio-políticos, pues en gran parte quedan afectadas por la vestimenta del hijab que cubre la mayor parte de su cuerpo. La atención se centra en el rostro de la mujer. Buscando la belleza ideal en Irán a menudo se intentan lograr “características de muñeca” usando mucho maquillaje y cirugía plástica para alcanzar rostros exóticos en extremo, como por ejemplo el de la modelo Mahlagha Jaberi (en la imagen).

Irán tiene la tasa más alta de operaciones de rinoplastia (cirugía de nariz) del mundo. Cientos de miles de mujeres visitan al cirujano plástico al año para reducir el tamaño de su nariz y hacer que la punta de la nariz apunte hacia arriba, un rasgo muy apreciado.

MAURITANIA

mauritaniaEste es un caso muy curioso. Los estándares de belleza predominantes son especiales en Mauritania (un país situado en el norte de África) pues están en completa oposición con los estándares de la mayor parte del mundo. Mientras que la mayoría de los países están cautivados por la delgadez acompañada de ciertas curvas, la cultura mauritana encuentra la mujer más atractiva cuanto más peso tenga…hasta tal punto que las mujeres culturalmente son forzadas a ganar cuanto más peso mejor.

Todo ello procede de motivos socio-económicos muy antiguos, puesto que la obesidad en este país se relaciona con la riqueza que una familia pueda llegar a tener. La alimentación forzosa se producía sobre todo hace unas décadas aunque ya no está tan extendida (incluso había campos de engorde similares a los campamentos de perdida de peso que vemos en USA). El abuso de fármacos para el aumento de peso diseñados para el engorde de ganado se ha tornado frecuente en el país ya que las mujeres tienen dificultades para ganar esos kilos que la vuelvan más atractivas.

Hay un antiguo proverbio en Mauritania que dice: “La mujer ocupa en el corazón de su hombre el espacio que ocupa en la cama.”

BIRMANIA

birmaniaBirmania es otro caso curioso que desafía las pautas usuales de belleza. Aunque bueno, deberíamos resaltar que no vamos a hablar en general de toda Birmania, sino de los cánones de belleza ideales para la tribu Pa Dong. Son esas famosas mujeres que buscan un cuello alargado deliberadamente a través de la modificación extrema mediante aros. El proceso se inicia cuando son pequeñas mediante la colocación de anillos de latón alrededor del cuello. Con el tiempo después de la suma de más y más de estos anillos se va comprimiendo cada vez más la clavícula y la caja torácica creando así la percepción de un cuello más largo.

La transformaciones extremas o antinaturales del cuerpo no son propiedad exclusiva de pequeñas culturas aisladas. En todas las épocas de la historia existen corrientes que surgen con sus propios códigos y gustos.

El atractivo de esta cultura se basa en la modificación del cuerpo, sin embargo, se podría argumentar la cirugía estética que vemos en muchos otros países mantiene un paralelismo similar a este estándar de belleza. Las mujeres son juzgadas por el número de anillos alrededor de su cuello, y se dice una mujer ideal tiene 37 anillos de bronce.

La búsqueda de la naturalidad y de la belleza personal

Después de darnos una vuelta por el mundo, queda claro que la apreciación de la belleza es bastante subjetiva. Y es que quizás lo que hoy es tendencia, dentro de unos años no lo sea.

Para nosotros tiene mucho valor el realzar las características “intangibles” de cada persona: su aura, su personalidad, su alegría, que aunque son factores que jamás aparecen en artículos como este, son al fin y al cabo aspectos que influyen de forma determinante a la hora de gustarnos a nosotros mismos y a los demás.

Elegir un buen cirujano, que tenga en cuenta todo ello, y no simplemente los aspectos técnicos o procedimentales de una cirugía son garantía de éxito. De nada sirve unos labios descompensados o un pecho antinatural para realzar el atractivo natural de una mujer. Hay que estudiar bien a cada paciente y buscar la naturalidad en sus formas y en su contexto. La sensibilidad estética es algo que tiene que ver mucho con el talento y no con los conocimientos médicos, es por eso que nuestra especialidad es especial, distinta a cualquier otra.

Una vez más, viene a colación uno de nuestros lemas: “naturalidad, que es para toda la vida”.


Más contenido que te va a interesar



Si tienes alguna duda o quieres comentar algo, hazlo aquí