El gobierno venezolano prohibe las sustancias utilizadas en cirugía estética

1215400_894ve60089
Venezuela un país con una cultura y un concepto de la belleza muy marcado, en gran parte por  su importante historia de participación en los concursos de Miss Universo. Desde hace una semanas vive la prohibición de un gobierno que busca proteger la salud de su pueblo como derecho fundamental. El pasado 29 de noviembre, el ministerio de salud del gobierno venezolano, tomó la resolución de prohibir todas aquellas sustancias inyectable relacionadas con la estética del embellecimiento indistintamente de su medio de aplicación, excluyendo todo proceso de corrección estética que no este justificado con fines terapéuticos y autorizado por el mismísimo ministerio de salud. Concretamente la decisión se refiere al uso, la fabricación, el comercio exterior y hasta la difusión en medios publicitarios. Dentro de estas sustancias nos encontramos siliconas, polímeros, biopolímeros, ácido hialurónico de origen natural, biotecnológico o sintético, que se encuentran entre los más usados. Durante los últimos meses,  se han producido varias muertes de personas que decidieron someterse a operaciones de cirugía estética, pacientes que según dictó el gobierno venezolano en su resolución textualmente, “se sometían a dichas cirugías para alcanzar falsos patrones de belleza”. Según las estadísticas emitidas el pasado año 2011 por la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica, Venezuela es el país numero 18 en la lista de aquellos que más operaciones de cirugía estética efectúan, con un total de 130.595, lista encabezada por EE.UU. con 1,6 millones de procedimientos. Esta medida como era de esperar, ha causado un enorme revuelo en el sector,  no sólo venezolano sino en toda América. Hasta ahora Venezuela se había convertido en el destino turístico preferido de muchos viajeros que deseaban someterse a operaciones de estética, hasta el punto de que podían adquirir paquetes de viajes con estancia en resorts de lujo y todas las comodidades a un precio varias veces inferior al de su país de origen. La controversia de la decisión tomada por el gobierno venezolano, ha levantado un mar de indignación, pero también de aprobación por parte de muchos sectores de la población. El debate está servido y tú ¿qué opinas? Puedes consultar la resolución oficial aqui.

Si tienes alguna duda o quieres comentar algo, hazlo aquí