INICIOTratamientosLiposucción

Eliminar el acumulo graso localizado para redefinir tu figura puede ayudarte a sentirte mejor

tratamientos-previo
La liposucción es una técnica que se utiliza en cirugía estética para remodelar la silueta del cuerpo del paciente mediante la extracción de la grasa que se acumula en una zona concreta. Estas acumulaciones, que se deben a causas hereditarias u hormonales, suelen producirse en el abdomen, nalgas y caderas, muslos, rodillas o debajo del mentón. Gracias a la liposucción devolvemos la armonía a la figura, estilizándola de forma sorprendente.

La liposucción es una técnica muy efectiva que no para de ver aumentada su demanda debido a los buenos resultados que ofrece a quienes se someten a ella. Un aspecto clave de ello es que la grasa extraída no vuelve a aparecer ya que las células grasas paran de reproducirse al terminar la pubertad, evitando así una repetición de la acumulación de grasa. Por este motivo la liposucción no está indicada antes de los dieciséis años, ya que de hacerse antes no supondría unos resultados definitivos para el paciente.

El secreto es conocer la capacidad de retracción de la piel de las distintas partes del cuerpo. Y así conocer los límites de la cantidad de extracción de grasa.
Se puede aplicar a una o varias zonas. Y también se puede reinfiltrar la grasa en zonas más hundidas que lo necesiten, denominándose : Lipoescultura. 
Es una técnica complementaria a otras cirugías corporales, para perfeccionar el resultado. Como la cirugía abdominal, facial, reducción mamaria, cirugía masculina.
Es importante valorar no sólo la zona que os preocupa, sino el conjunto. Porque el buen resultado de una liposucción es cuando conseguimos moldear la figura y hacerla proporcionada.
Es preferible realizarla en Otoño-Invierno, la evolución será más rápida y tolerareis mejor la prenda de presoterapia.
Como en cualquier cirugía es obligado un estudio de preanestesia. Para asegurar que estáis sanos y que no existan signos de anemia.
Debemos medir a la paciente para encargar una prenda de presoterapia (“faja”) especifica para cada zona.
Previo a la intervención la paciente debe guardar un ayuno de 6 horas.
La intervención la realizaremos en los quirófanos del Hospital Nisa Aljarafe. Solo es necesaria anestesia local, bajo sedación para que no sintáis absolutamente nada.
Es una cirugía muy creativa y por tanto el tiempo muy variable dependiendo de las zonas a tratar.
Suelo recomendar el tratamiento conjunto de varias zonas: Como caderas y rodilla, abdomen y flancos…. La cirugía dura aproximadamente de hora y media a dos horas.
Utilizamos pequeñas incisiones para introducir las cánulas, primero para introducir la anestesia local muy diluida en suero y después para aspirar la grasa que previamente hemos liberado separando todos los tabiques.
La técnica debe ser muy uniforme, plano a plano. Necesitando varias incisiones para abordar toda la zona, difuminando bien los limites de la liposucción. Al final tenemos que liberar la piel, de nuevo con uniformidad, para que retraiga fácilmente y sin formar acúmulos grasos desagradables.
Tras un masaje que permita drenar la zona, cerramos con un punto cada incisión y colocamos la faja.
Esta intervención tiene un instrumental muy específico. Tenemos distintas cánulas de varias medidas para las distintas zonas.
La paciente se irá a casa con su faja que colocamos en quirófano. Os la podemos facilitar en la consultar o adquirirla vosotros en alguna ortopedia, pero os explicaremos algunas características que debe cumplir, para asegurar el resultado.
Tras solicitar una habitación donde pasaréis unas horas tras la intervención os podréis ir a casa.
No es dolorosa. Si hemos tratado varias zonas, podréis tener la tensión bajita por perdida de volumen, y encontraros decaídos. Es muy importante la ingestión de liquido tras la cirugía. Y que estéis acompañados los primeros días.
Es muy fácil el seguimiento. La primera vez os reviso a los dos días. Descartamos infección o hematomas y os curo las heridas.
La siguiente puede ser a los 8 días para revisar y retirar sutura. Hasta entonces debéis llevar 24 horas la faja. A partir de aquí es variable según la cirugía y la evolución, pero se espacian bastante. Es muy importante que sepáis que los resultados definitivos tardan unos tres meses en apreciarse.
 

Más contenido que te va a interesar